31/7/11

Very Large Telescope HD Timelapse

Pasos para disfrutar de ocho minutos de magia:

1. Ponte unos cascos con un aislamiento lo suficientemente bueno como para que ningún ruido pueda distraerte.
2. Abre el vídeo en pantalla completa.
3. Pulsa el play.

28/4/11

Cómo se fabrican, se reutilizan y se reciclan los tetra briks.

El otro día, los chicos de Microsiervos publicaron un post en el que mostraban el proceso de fabricación de las botellas y botes de plástico. Me entró la curiosidad, y no pude evitar adentrarme en otros productos. Entre ellos, uno que siempre me ha llamado la atención: los tetra briks.

Los envases de tetra brik, desarrollados por las empresas Tetra Pak y Ursina, saltaron a la palestra en 1963 ante la necesidad de un método de envasado aséptico capaz de proteger la calidad nutricional del contenido de sus envases sin tener que utilizar conservantes o métodos de refrigeración. Desde entonces, el uso de estas cajas se ha extendido por todo el mundo, lo que les ha convertido en uno de los principales métodos de envasado. Solo en España se consumen anualmente más de 4600 millones.

Aquí tenéis un vídeo documental en el que podréis observar el proceso completo de fabricación, desde el árbol que produce el cartón hasta el envasado final.


Pese a que no son biodegradables, las empresas que envasan sus productos en tetra briks siempre les han aplicado el calificativo de ecológicos. Lo cierto es que sus componentes son totalmente reciclables, pero por su composición multicapa ha sido necesario desarrollar un proceso de separación químico que permite recuperar los materiales que lo componen con un grado de pureza aceptable. En el siguiente vídeo podéis ver cómo funciona el proceso Recopack, uno de los sistemas que consigue separar totalmente las seis capas que componen cada envase. (El vídeo empezará a reproducirse en el minuto 4.33).


Además, algunas empresas utilizan los tetra briks como materias primas para fabricar un material aglomerado denominado tectán. El proceso de fabricación de este producto sigue estos pasos:

  • Los briks se separan del resto de envases, se lavan para eliminar impurezas y restos de alimentos, se secan y son triturados en pequeños fragmentos de unos 3 mm. A continuación se extienden en una capa del espesor deseado.
  • El material se prensa y se calienta hasta una temperatura de 170ºC. Durante el prensado se controla la temperatura y la presión aplicada.
  • El calor funde el polipropileno (PP) uniendo la fibra densamente comprimida y los fragmentos de aluminio en una matriz elástica, sin necesidad de añadir ningún tipo de cola o productos químicos.
  • La matriz resultante se somete a un proceso de enfriamiento muy rápido, formando un duro aglomerado con una superficie de acabado brillante e impermeable.

Los productos fabricados con tectán poseen unas cualidades, presentación y aplicaciones similares a las del aglomerado tradicional, con la ventaja de que el primero no se agrieta y además no se ve afectado por la acción de hongos y microorganismos, convirtiéndose así en un material con múltiples aplicaciones. Además, se calcula que por cada tonelada de tetra brik reciclado y convertido en tectán podemos ahorrar 1.500 kilos de madera de bosque.

A pesar de todo esto, los tetra briks siguen estando en el punto de mira de muchos debido a que con los productos resultantes de su reciclaje no se pueden fabricar nuevos envases. Además, algunas plantas de reciclaje, entre ellas una de las más importantes de España, se limitan a extraer el cartón y a desechar el resto de los componentes, que terminan en el vertedero. Otras aprovechan los restos de aluminio y polietileno para, mediante pirólisis, descomponer este último y extraer el metal, en un proceso que genera grandes cantidades de CO2.

No obstante, varios estudios han demostrado que en términos de dióxido de carbono, el tetra brik gana la partida a los envases de plástico y vidrio, al menos en España. A esto ayudan, entre otras cosas, a la facilidad de transporte y el escaso peso de los briks, las altas temperaturas necesarias para producir el vidrio del que se componen las botellas, y a que el plástico procede del petróleo.

Fuentes: Ecoticias, Ecolab, Twenergy, Universidad de Alcalá (documento de texto; clik para descargar) 

26/4/11

La grasa no solo mancha, también limpia y entretiene.

De forma más detallada, podemos decir que las grasas se disocian en un medio alcalino descomponiéndose en ácidos grasos y glicerina, sus dos componentes esenciales. A su vez, estos ácidos grasos reaccionan con los cationes del álcali para formar jabón. Si el jabón es duro (en pastillas) o blando (jabón líquido) depende del medio utilizado: la sosa da lugar los primeros, y el hidróxido de potasio a los segundos.

Las manchas de grasa son las más frecuentes y las más temidas, ya que muchos platos se elaboran con abundante aceite, y a veces es imposible evitar que las salpicaduras acaben en nuestra ropa. Además, su eliminación suele resultar un auténtico quebradero de cabeza. En Google, la búsqueda de “quitar manchas de grasa” arroja 61.200 resultados, la mayoría remedios caseros con mayor o menor efectividad. Pero lo cierto es que el aceite no mancha tanto como parece... al menos cuando recibe el tratamiento adecuado. Porque, ¿de qué si no creías que estaba hecho el jabón? Pues sí, de grasa.

El proceso mediante el cual la grasa se convierte en jabón se denomina saponificación, y no es otra cosa que una reacción química que responde a la siguiente ecuación simplificada:

ÁCIDOS GRASOS + SOLUCIÓN ALCALINA => JABÓN + GLICERINA

  
Pastillas de jabón | Fuente
Pero, ¿por qué limpia el jabón?
El agua no es capaz de disolver las grasas por si misma. Sin embargo, el jabón posee una estructura molecular de carácter bipolar que se orienta cuando se disuelve en agua. Así, la parte apolar de la molécula “atrapa” la grasa mientras la parte polar se orienta hacia la capa de agua que la rodea, impidiendo mediante repulsión electrostática que la grasa se una de nuevo.

Otra de las características sorprendentes del jabón es su capacidad para formar burbujas o pompas. Estas consisten en una fina capa de agua atrapada entre dos capas de jabón, y también tienen su origen en la estructura bipolar de las moléculas de este compuesto. Es posible hacer pompas de agua sola, pero resultan muy inestables. Es precisamente esto lo que hace el jabón: estabilizarlas. El fenómeno químico que permite este efecto se denomina tensión superficial.

Como simple curiosidad estética, las pompas de jabón se congelan automáticamente si se crean a bajas temperaturas, consiguiendo efectos tan increíbles como estos.

12/4/11

¡Poyejali!



El coro de la Armada Rusa homenajea a Yuri Gagarin con la canción "Seed" en el quincuagésimo aniversario del vuelo que le hizo merecedor de su fama, el mismo con el que se convirtió en el primer hombre en viajar al espacio. 

¡Poyejali!

6/4/11

Pequeñas y coloridas fábricas de veneno: la relación entre el color y la toxicidad.

El aposematismo hace referencia a la coloración llamativa y brillante que presentan algunos animales para advertir a los depredadores de que pueden resultar algo indigestos, una alarma visual que les disuade de probar un alimento que podría resultarles mortal. Aunque el objetivo de estos pigmentos es asustar al resto de animales con los que comparten hábitat, lo cierto es que desde fuera resultan muy vistosos e imposibles de pasar desapercibidos.

Los nudibranquios son unos pequeños animales marinos que han desarrollado esta técnica para sobrevivir en un medio peligroso y plagado de depredadores. Se asemejan a las babosas en la forma: alargados, no más grandes que el dedo de un humano y también desnudos. Su nombre significa “branquia desnuda”, y se conocen más de 3,000 especies que se reparten las aguas de los océanos, desde los arrecifes de coral hasta los inhóspitos fondos marinos que se encuentran a más de un kilómetro de profundidad.

La mayor parte de ellos no pueden nadar, y simplemente se dejan arrastrar por las corrientes, por lo que aparentemente podrían resultar una presa fácil. Lo cierto es que casi todos segregan toxinas que, en general, adquieren de lo que comen: algunos alteran la composición de las sustancias venenosas de las algas para almacenarla en su cuerpo, otros atesoran unas cápsulas con filamentos urticantes, llamadas nematocistos, que ingieren cuando comen corales de fuego, anémonas e hidroides, etc. Solo unos pocos son capaces de producir su propio veneno.
Todas estas imágenes de nudibranquios fueron tomadas por
el fotógrafo David Doubilet para la revista National Geographic.
Puedes ver la galería completa en el medio de procedencia.

Lo mismo les pasa a las otras protagonistas de nuestra entrada de hoy: las dendrobates. Se conocen con el nombre común de ranas dardo o ranas punta de flecha, y deben su nombre a la utilidad que les daban algunas tribus del Amazonas, que untaban la punta de las flechas con toxinas provenientes de estos pequeños anfibios para aumentar la efectividad de los disparos. Se trata de una familia de ranas endémica del centro y sur del continente americano cuyos individuos se encuentran entre los animales más venenosos del mundo. Al igual que los nudibranquios, estas ranas no producen su propio veneno, sino que almacenan el que obtienen de sus presas (pequeños insectos por lo general) para posteriormente segregarlo y cubrir con él su piel. Gracias al uso de esta técnica la rana flecha roja y azul (Oophaga pumilio) se ha ganado el título de animal más venenoso del planeta. Algunas contienen veneno suficiente como matar a varios centenares de personas.

Estos animales han sabido cautivar a los amantes de los exóticos, y en poco tiempo se han convertido en unas mascotas muy populares. No son difíciles de cuidar, y curiosamente en cautividad no presentan ningún peligro, ya que se alimentan a base de moscas de la fruta, que no les proporcionan ninguna sustancia tóxica con la que defenderse.

Oophaga pumilio | Fuente
    
Volviendo al fondo del mar, los que sí sintetizan su propio veneno son los pulpos que pertenecen al género Hapalochlaena o pulpos de anillos azules. Este género está compuesto por tres especies cuyo tamaño no supera al de una pelota de golf, pero que albergan en su interior una verdadera fábrica de fuegos artificiales. La mordedura de uno de estos animales no resultaría demasiado aparatosa si no fuera por el veneno que inoculan, que puede matar a una persona en pocas horas (entre otras cosas porque no existe antídoto conocido), y porque un único individuo almacena en su interior suficiente veneno como para matar a varias decenas de humanos.
    
Los pulpos de anillos azules tienen en su coloración un arma de doble filo: por una parte, el color pardo que les caracteriza les permite mimetizarse con el lecho marino de las zonas del océano Pacifico en las que habitan, mientras que el azul intenso que muestran cuando se excitan (a penas es visible si están tranquilos) sirve, al igual que en los casos anteriores, para asustar a los depredadores ante un posible ataque.

      Pulpos de anillos azules | Fuente

Información de interés: recomiendo encarecidamente a todo el que no lo haya hecho que lea el reportaje sobre los nudibranquios publicado en el número de Junio de 2008 de la revista National Geographic, fuente de casi toda la información referente a estos animales que se haya presente en esta entrada.

4/4/11

Maravillas geológicas de la naturaleza

Aragonito (Luis G. Marín)
Ochtinská es el nombre de una rara cueva situada en el sur de Eslovaquia, cerca de la ciudad de Rožňava, famosa por ser una de las tres únicas cuevas de aragonito del mundo. Como tantas otras, fue descubierta por casualidad en 1954, y está abierta al público desde 1972. Además, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995.
  
La mayor atracción de la cueva es el llamado Recibidor de la Vía Láctea, donde se pueden ver pequeñas ramas y racimos de aragonito que se entrelazan formando bellas flores de roca y que brillan en las paredes de la caverna del mismo modo en que lo hacen las estrellas del firmamento.
  
El aragonito es una forma cristalina del carbonato de calcio, un mineral muy común que en ocasiones puede cristalizar tomando geometrías muy caprichosas. Se forma a partir de aguas termales que disuelven los minerales de las rocas calizas, se filtran y se combinan con el oxígeno y el dióxido de carbono de la atmósfera, formando estalactitas y estalagmitas. El aragonito también se forma en los mares cálidos y tropicales, y se transforma lentamente en calcita a lo largo del tiempo. Así, midiendo la proporción de calcita y aragonito de una roca es posible estimar la fecha aproximada en que esta fue depositada.

   

Otra formación geológica mágica es la Geoda de Pulpí. Situada en la localidad de Pulpí (Almería), se trata de la geoda más grande del mundo. Mide 8 metros de largo por 1,80 de alto y 1,70 de ancho, y en su interior alberga una colección de cristales de yeso transparentes que miden 50cm de media, aunque algunos alcanzan los dos metros. Las geodas son cavidades rocosas en cuyas paredes han cristalizado minerales que han sido conducidos hasta ellas disueltos en agua, y que forman cristales de gran tamaño debido a la poca presión a la que se han visto sometidos.
    
También fue descubierta por casualidad cuando en el año 2000 un aficionado a la geología seguía una veta interesante en una mina de plata abandonada. Tras un par de martillazos en la pared, abrió un agujero por el que metió la cabeza y la linterna, encontrándose de frente con el increíble espectáculo visual que suponen los cientos de cristales de yeso. Esta formación geológica está cerrada al público ya el agua condensada procedente del vapor que exhalamos durante la respiración resulta corrosiva para los cristales.

Fuente de la imagen + información de intrés: UAL
Actualización: Gracias a Nicolás Pérez (@NicolasPerezL) por hacernos llegar esta impresionante galería con decenas de fotos de otras formaciones geológicas imposibles. Podéis encontrarla aquí. No os la perdáis.

27/3/11

43 años sin Yuri Gagarin


Rodeando la Tierra en mi nave orbital, me maravillo de la belleza de nuestro planeta. Pueblos del mundo, salvaguardad y aumentad esta belleza. No la destruyáis.
Yuri Gagarin,        
9 de marzo de 1934 - 27 de marzo de 1968        

Descubre su fascinante historia en la Yuriesfera.